El norte de Europa se conecta a los acuerdos de centros de datos

Islandia, Suecia y Noruega muestran un gran potencial para la inversión en centros de datos a hiperescala y a escala de nubes, seguidos de cerca por Dinamarca y los Países Bajos, según una nueva investigación de Savills.

El punto de referencia del informe mostró que la disponibilidad de tierras, la gran producción de energía verde comparativamente barata y la fuerte conectividad ofrecen el potencial de economías de escala que se busca para los operadores de centros de datos a hiperescala y a escala de nubes. Las temperaturas más bajas también favorecieron a los países más al norte del continente.

Lydia Brissy, directora de la división de investigación europea, comentó: «A medida que las sociedades de toda Europa se conectan cada vez más, especialmente este año con un crecimiento del tráfico web que oscila entre el 35% y el 90% dentro de la región de EMEA, no es de extrañar que el número de centros de datos a hiperescala en todo el mundo se haya más que duplicado entre 2015 y el segundo trimestre de 2020, pasando de 259 a 541, según Cisco Systems».

Con el número de dispositivos conectados creciendo masivamente, Savills también examinó el potencial de desarrollo e inversión en centros de datos tradicionales y de nube, que tienden a realizar tareas más ligeras y diversas, incluyendo la transmisión de datos que no pueden tolerar la latencia.

El Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia y los Países Bajos son los países mejor clasificados. Estos países obtuvieron una buena puntuación, en particular gracias a un gran conjunto de consumidores de datos, una mayor densidad de población y de empresas, una mayor tasa de penetración de Internet, una mayor adopción del uso de la nube y una sólida red de infraestructuras.

Factores de pandemia
Brissy añadió: «Como resultado del Covid-19, hemos visto de primera mano la importancia de la inversión continua en la red, y el aumento exponencial de empresas que se desplazan únicamente al trabajo a distancia ha demostrado lo fundamental que es el sector para mantener a flote el mundo laboral.

Las infraestructuras en la nube fueron fundamentales para permitir a los gobiernos y las asociaciones sanitarias responder rápidamente a la crisis y seguir así mientras descubrimos una nueva normalidad.

Mientras que la pandemia ha puesto a los centros de datos en el punto de mira este año, el interés de los inversores por el sector ha ido creciendo en los últimos cinco años, según la investigación de Savills. Los fundamentos de los sectores son fuertes y sólidos con una demanda floreciente que crecerá dramáticamente en los próximos cinco años.

Como la migración de los centros de datos es un proceso sumamente complejo, los inquilinos suelen ocupar la premisa durante un largo período, por lo general de unos 10 años o más. Por lo tanto, el sector ofrece una corriente de ingresos y seguridad a largo plazo.

Tendencias de los inversores
En cuanto a quiénes invierten, las instituciones privadas no especializadas han entrado lentamente en el mercado de inversiones de los centros de datos, incluidos los REIT generales (Schroder European REIT), los gestores de inversiones (Catella APAM), los inversores institucionales (AXA) y, más recientemente, los fondos soberanos (GIC, PFA) y los fondos de infraestructura (Brookfield Infrastructure Partners, EQT Infrastructure).

Marcus de Minckwitz, director de asesoría de inversión regional, EMEA, dijo: «2020 ha marcado un claro paso hacia la mejora de la liquidez para la clase de activos de los centros de datos. La actividad de inversión dentro del sector, que históricamente ha sido alimentada por nuevas actividades de desarrollo y fusiones y adquisiciones, está evolucionando y esperamos ver un mercado más líquido en los próximos años.

«Los rendimientos son actualmente muy atractivos en comparación con otros tipos de activos y hay una historia de crecimiento muy emocionante, que está llevando a niveles cada vez mayores de interés de los inversores y desarrolladores».

Noticias Inmobiliarias