El sector inmobiliario liderar el repunte económico de EE.UU

La NAHB informa sobre lo que significa para la economía de los Estados Unidos la construcción de cada conjunto de 1.000 viviendas nuevas

Según un nuevo estudio de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas, la industria de la vivienda de los Estados Unidos está preparada para liderar la recuperación económica una vez que el distanciamiento social y otros esfuerzos de mitigación del virus muestren el éxito en la contención de la pandemia.

La construcción de 1.000 viviendas unifamiliares promedio crea 2.900 puestos de trabajo a tiempo completo y genera 110,96 millones de dólares en impuestos y tasas para todos los niveles de gobierno para apoyar a la policía, los bomberos y las escuelas, según el informe de la NAHB sobre el impacto nacional de la construcción y remodelación de viviendas.

Del mismo modo, la construcción de 1.000 apartamentos de alquiler promedio genera 1.250 puestos de trabajo y 55,91 millones de dólares en impuestos e ingresos para el gobierno local, estatal y federal. Además, 10 millones de dólares en gastos de remodelación crean 75 puestos de trabajo y casi 3 millones de dólares en impuestos.

Antes de que el coronavirus golpeara la economía de los EE.UU., la vivienda estaba en alza con los números de ventas de casas nuevas de enero y febrero, que registraron su lectura más alta desde la Gran Recesión», dijo el presidente de la NAHB, Dean Mon. «La demanda está claramente ahí, y como muestra este estudio, esperamos que la vivienda desempeñe su papel tradicional de ayudar a sacar a la economía de la recesión a finales de 2020 cuando la pandemia disminuya»

El modelo de la NAHB muestra que la creación de empleo a través de la vivienda tiene una base amplia. La construcción de nuevas casas y apartamentos genera empleos en industrias que producen madera, concreto, artefactos de iluminación, equipos de calefacción y otros productos que van a un proyecto de remodelación del hogar. Se generan otros empleos en el proceso de transporte, almacenamiento y venta de estos productos.

Se generan empleos adicionales para profesionales como arquitectos, ingenieros, agentes de bienes raíces, abogados y contadores que prestan servicios a constructores, compradores y remodeladores de viviendas.

En otra muestra del importante papel que juega la vivienda en la economía, el Departamento de Seguridad Nacional anunció el 28 de marzo que había designado la construcción de viviendas unifamiliares y multifamiliares como un «Negocio de Infraestructura Esencial», lo que significa que la construcción podría continuar en lugares bajo órdenes de quedarse en casa. Aunque esta designación no es vinculante para los gobiernos estatales y locales, significa que podría haber más trabajadores en los lugares de trabajo en las próximas semanas.

«Garantizar la salud y la seguridad de los constructores y contratistas de viviendas es nuestra principal prioridad», dijo Mon. «Por eso la NAHB y los socios de la industria de la construcción han desarrollado un Plan de Preparación y Respuesta contra el Coronavirus específicamente adaptado a las obras de construcción. El plan es personalizable y cubre áreas que incluyen responsabilidades del gerente y del trabajador, medidas de protección en el sitio de trabajo, limpieza y desinfección, respuesta a incidentes de exposición y requisitos de registro de OSHA».

Noticias Inmobiliarias